mostrando artistas por técnica: fotografía

  • Amalia Caputo

    Caputo ha dedicado su carrera como artista al trabajo de la fotografía y de vídeo abordando múltiples temas en los que el cuerpo es el núcleo de su trabajo. Se concentra en la exploración en profundidad del medio en sí mismo, junto con la presencia de lo corporal o su ausencia, de manera que pueden estar relacionados con una variedad de conceptos como el tiempo, la historia del arte, la memoria, la narrativa, la teatralidad, y en última instancia, como un archivo de ideas.

  • Cecilia Paredes

    Cecilia construye objetos a partir de elementos naturales y de repetición. Aparte del dibujo, realiza perfomances utilizando pintura de cuerpo, maquillaje o cualquier otro recurso para crear imágenes antropomorficas y convertirse en animales, plantas o paisajes. Estos actos son registrados fotograficamente creando lo que ella llama sus fotoperfomances.

  • Corina Briceño

    Estudia Expresión Plástica en la Cristóbal Rojas, Caracas. Se gradúa en el CEGRA, de técnico artes graficas, Caracas. Cursa estudios de arte en Institutos y Universidades nacionales. Licenciada en Arte en la Universidad de las Artes, 2008. Unearte. Cursó maestría en Arte en la Unearte tesis en curso.

  • Liliana Porter

    Trabaja a través de los medios con el grabado, la pintura, el dibujo, la fotografía, el vídeo, la instalación, el teatro y el arte público

  • Luis Romero, C(r)udo

    Ficha Luis Romero, C(r)udo

    Beatriz Gil galería exhibe la obra reciente de Luis Romero

    La multifacética propuesta del artista venezolano Luis Romero, será exhibida en una exposición que se inaugurará el domingo 24 de junio a las 11 am con el título C(r)udo, en los espacios de Beatriz Gil galería.

    Fundamentado en la exploración de diversas formas y lenguajes de representación visual, Luis Romero ha desarrollado un discurso plástico que “ya desde sus primeras obras se construye a partir de una puntual y perseverante recopilación y reciclaje de imágenes y objetos, textos y tipografías encontradas, que -mediante el uso de soportes diversos y técnicas mixtas tales como el dibujo, las artes gráficas, la pintura, el collage y ensamblaje-, despliegan un universo enciclopédico de relaciones que provienen del ámbito doméstico y de la esfera urbana vinculadas, de igual forma, a una lógica biográfica”, según afirma la curadora Ruth Auerbach.

    “Mediante una efectiva economía de recursos y una factura variable, Romero articula con destreza un sistema de códigos individuales como registros constantes de su práctica, al integrar los referentes de la historia del arte, las estructuras vivas de su cotidianidad, la palabra como idea y el vacío como ensayo iconográfico, todo ello ensamblado a una construcción de circulación diacrónica que se desarrolla en un sistema abierto de constelaciones creativas “.

    En C(r)udo Romero presenta un cuerpo de trabajo de reciente factura, que reúne un conjunto de planteamientos autónomos y diversos, donde “la libre superposición de elementos recrea un efecto visual único y singular que, junto a la incorporación de materiales extra artísticos -plantillas, matrices, calcomanías, papelería y polaroids, vidrio, metales, maderas y plásticos descartados-, otorga una efectiva tridimensionalidad al plano, activando las dinámicas de representación en una manifiesta intención compositiva, concebida en el manejo de transparencias y opacidades”.

    “Mediante estas estrategias expresivas, el artista nos revela imágenes desconcertantes cuya interpretación se deslastra de todo aquello que brinda la certeza de sus significados: no existe la evidencia de una exégesis o comentario certero, pues en ellas todo podría ser aleatorio y contingente a la vez”.

    De acuerdo a Auerbach, tanto en los ensamblajes como en la serie de monotipos expuestos “las diversas estructuras geométricas protagonizan imágenes concretas para dar inicio a un juego de presencias inequívocas que aparecen para enfatizar, no sólo las dinámicas compositivas y de sentido, tambien una nocion de precaria inestabilidad y de caos programado

    Nacido en Caracas en 1967, Luis Romero inició su carrera expositiva a principios de los años 90, y desde entonces ha exhibido su obra en exposiciones y feria de arte en Venezuela, Estados Unidos, México, Bolivia, Panamá, España, Holanda, Argentina, Colombia. Perú, Brasil, Chile, Inglaterra, Australia, entre otros países. Ha recibido diversos reconocimientos y su obra forma parte de las colecciones de la Galería de Arte Nacional, Museo Alejandro Otero, Museo de Arte de Acarigua-Araure, Museo Mario Abreu de Maracay, así como de la Colección Banco Mercantil, Colección PDVSA, Colección Patricia Phelps de Cisneros (Nueva York, USA), y colecciones privadas tanto de Venezuela como de Estados Unidos, Inglaterra, España, Colombia, San Marino, Trinidad & Tobago, Francia, Panamá, Holanda y Líbano.

    El público podrá apreciar el trabajo de este destacado artista en la exposición C(r)udo, que se estará presentando desde el 24 de junio hasta finales de agosto, en Beatriz Gil galería, ubicada en la calle California con calle Jalisco, Las Mercedes, Caracas. El horario es de lunes a viernes de 10 am a 6 pm, sábados de 10 am a 4 pm, y domingos de 11 am a 2 pm. La entrada es libre.

    Catálogo de Luis Romero:

  • Marylee Coll, Testigos del desarraigo

    Ficha Marylee Coll, Testigos del desarraigo

    Beatriz Gil galería

    Una serie de 60 imágenes del último ensayo fotográfico de la artista visual Marylee Coll, titulado "Testigos del desarraigo", conforman la exposición que se inauguró este domingo 10 de junio de 2018 a las 11 am en la sala 1 de Beatriz Gil Galería, donde se muestra un amplio inventario de objetos, conjuntos y mobiliario de otros tiempos y latitudes geográficas, resultado de una extensa y minuciosa indagación visual durante la última década en el interior de diversas casas de la ciudad de Caracas.

    "Paredes desconchadas, mansiones invadidas por la naturaleza circundante, libros y publicaciones abatidos en el piso, cuadros descolgados, fotografías abandonadas, cajas de cartón y papel de embalaje, acompañan esta historia de transitoriedad desplazamiento y resiliencia", según escribe la curadora Ruth Auerbach, en el texto que acompaña la exposición.

    La artista registra espacios domésticos a partir de tomas fotográficas que cuentan -siempre en ausencia de sus habitantes- las posibles narrativas del lugar y de los objetos inanimados que alberga, los cuales "serán interpretados desde la percepción del observador, como el testimonio que documenta" esa otra historia reciente de desarraigo y abandono también es metáfora de un país en conflicto ".

    De acuerdo a la curadora, la extensa cartografía de objetos captados por Recopilación en estos ambientes íntimos y extemporáneos, configuración un mapa de relaciones múltiples desde las afinidades y correspondencias que se perciben entre las posesiones patrimoniales y las consecuencias de una desaparición y contingencia circunstancia.

    Al margen de la apreciación afectiva de la artista, que también está presente, "no sólo se retrata el cuerpo del objeto como entidad ornamental pronta a experimentar el desalojo de su entorno social y un proceso acelerado de desmantelamiento; aquí se puede contabilizar el testimonio emocional de un país;se transita la noción de desplazamiento, migraciones y diáspora, la conciencia del desarrollo y la fatalidad, las crónicas del abandono y la pérdida de nuestras posesiones, las huellas de la memoria y el olvido;y, así, un sinfín de manifestaciones y categorías identitarias que definen nuestra precipitada (des) construcción cultural ", señala Auerbach.

    Asimismo, estas imágenes son el resultado de una exploración empírica y la consecuencia de una empatía con los objetos olvidados, como un viejo álbum de familia o un calendario de efemérides domésticas que traducen en su manejo, el vestigio de narrativas y memorias distantes pero también las crónicas de un presente indolente e inexorable. "Cada fotografía se traduce entonces en una metáfora visual de esa 'casa' que todos llevamos a cuestas, aún en la distancia".

    Marylee Coll posee cerca de tres décadas de trayectoria artística, durante las cuales ha trabajado con diversos materiales pictóricos y extrapictóricos, y ha exhibido su obra en numerosas exposiciones individuales y colectivas, dentro y fuera de Venezuela. Ha realizado varias intervenciones urbanas en Caracas y Maracaibo, además ha sido reconocida con el Premio Harinjs Liepins en el 58 Salón Arturo Michelena (Ateneo de Valencia, Venezuela, 2000);II Premio en la II Bienal Nacional del Paisaje Tabacalera Nacional (Maracay, Venezuela, 1998);y II Premio en la II Bienal Nacional del Paisaje (Tabacalera Nacional, Maracay, Venezuela, 1991).

    La exposición “Testigos del desarraigo” de la artista Marylee Coll, se estará presentando desde el 10 de junio hasta Agosto, en la sede de Beatriz Gil Galería, ubicada en la calle California con calle Jalisco, Las Mercedes, Caracas. El horario es de lunes a viernes de 10 a.m. a 6 p.m., sábados de 10 a.m. a 4 p.m., y domingos de 11 a.m. a 2 p.m. La entrada es libre.

Copyright © 2018 Beatriz Gil Galería. Todos los derechos reservados.
Un proyecto desarrollado por arteenlared.com